6 tipos de suelo para cocina y baño.

 

El suelo de la cocina y el baño es una de las decisiones más difíciles a la hora de hacer reforma, ya que se trata de superficies continuamente expuestas a múltiples factores de uso, en especial el suelo de la cocina, salpicaduras, agua, grasa, uso constante, limpieza frecuente y peligro de deslizamiento. Se trata de las dos estancias más habitualmente más utilizadas en el hogar, donde todos los elementos tienen que ser prácticos y cómodos. En Nicolás Pastor podemos asesorarte según tus necesidades y contamos con una amplia gama de materiales para que puedas elegir.

Muchos de nuestros clientes cuando se plantean hacer reforma, manifiestan no estar contentos con el suelo de la cocina y/o el baño. A veces se quejan de que se mancha con cualquier cosa, o que resbala en cuanto cae una gota de agua. También son frecuentes los impactos, sobre todo si hay niños en casa. Entonces, ¿Qué tipo de suelo elegir para la cocina y el baño?

Sobre todo funcionalidad, comodidad y resistencia.

Suelos cerámicos

Es el tipo de suelo más usado en las cocinas por su impermeabilidad, dureza y resistencia a la humedad. Además ahora se pueden encontrar todo tipo de diseños, desde los más modernos a los más tradicionales, en baldosas de distintos tamaños y acabados. Además, dentro de esta variedad, los precios son asequibles.

Suelos de gres porcelánico

En la fabricación de gres porcelánico se consigue una dureza y resistencia mejoradas y menor absorción de humedad, lo que lo ha convertido en el suelo preferido para las nuevas cocinas. En el aspecto decorativo, se pueden reproducir fielmente, todo tipo de diseños (incluida la madera), formatos, texturas y acabados. Aunque su precio es algo superior que en otros casos, su calidad es inigualable y estéticamente es una de las mejores alternativas. Existen modelos estriados o antideslizantes.

Suelos de piedra natural

En Nicolás Pastor somos especialistas en piedra natural, incluso contamos con un establecimiento especializado en Brunete. Hay muchas posibilidades: mármol, granito, piedra caliza, pizarra, etc. Cada material tiene su grado de porosidad, resistencia y brillo particular. Por ejemplo, la pizarra está muy de moda por su color, textura y brillo tan especiales, aunque indudablemente es menos resistente a los impactos que otros materiales.

Muchos decoradores utilizan combinaciones de diferentes materiales naturales, combinándolos para crear suelos con un estilo distinto.

 

Suelos laminados

Son la alternativa práctica para quienes quieren disfrutar de la belleza de la madera pero son mucho más resistentes y con mucho menos mantenimiento. Conviene elegirlos de tablero hidrófugo y con juntas selladas.

Suelos de madera

El más cálido, natural y queda espectacular si se unifican los pavimentos de toda la casa, consiguiendo una uniformidad y sensación de amplitud únicas. El inconveniente es que es que tienen menor resistencia la impacto, aunque se puede restaurar.

Suelos de linóleo

Es una buena alternativa de suelo natural y sostenible que se fabrica a partir de aceite de linaza, resinas naturales y polvo de madera o corcho, por lo que es biodegradable. Está muy de moda para crear estéticas originales. Es ideal para zonas con mucho tránsito y tienen una larga vida útil, aunque se debe encerar cada cierto tiempo para que se mantenga intacto. Además, se limpia con facilidad y suelen ser antideslizantes.

Cualquiera que sea tu preferencia, en Nicolás Pastor te podemos ayudar a elegir sin equivocarte.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies