Aunque el tiempo no acompaña todavía, en breve estaremos pensando en darnos un baño en la piscina. Si aún no has revisado el revestimiento de tu piscina o estás pensando en reformarla o mejorarla, estos consejos de Nicolás Pastor sobre los mejores materiales para revestimientos de piscinas pueden resultarte útiles. Podemos asesorarte sobre todos los materiales de construcción necesarios para rehabilitar o construir una piscina, tanto los materiales de arranque de obra como, hormigón, cemento y mallazos, como adhesivos, impermeabilizantes y todo tipo de materiales de revestimiento y decoración.

Es posible que la piscina tenga ya algunos años o que durante el invierno no hayamos tenido en cuenta los cuidados imprescindibles para su mantenimiento, lo que hace necesario una rehabilitación urgente.

 

Tipos de revestimientos para piscinas:

 

1- Revestimiento de gresite.

 

A diferencia de los azulejos, el gresite es un material vitreo que no emplea arcillas, sino que se fabrica con cristal plano fundido a alta temperatura. Ofrece una enorme resistencia a la humedad, los cambios de temperatura, el cloro u otros productos químicos, lo que le hace especialmente duradero e inalterable al paso del tiempo y la acción de los elementos y las condiciones climatológicas.

Son precisamente estas características las que hacen que se utilice mucho en el mundo de las piscinas, además de ser muy personalizable por la amplia variedad de colores disponibles.

Los elementos principales que intervienen en el revestimiento gresite para piscinas son:

  • El soporte
  • El adhesivo
  • Las baldosas
  • Las juntas

Para garantizar un buen resultado, es importante asegurarse un soporte estable y resistente: el vaso de la piscina debe estar hecho en hormigón y ser estanco por si mismo, mediante el uso de aditivos en masa o imprimaciones cementosas, y una vez ejecutado se deben respetar los tiempos y deben pasar al menos 28 días para el curado y retracción del hormigón. Al menos se deben emplear un par de capas de material impermeabilizante para evitar fugas.

El acabado de la superficie debe ser limpio, seco plano y sin irregularidades, por lo que habitualmente las paredes de la piscina están maestreadas.

Son precisamente las paredes las más propensas a grietas y fugas de agua, así como al crecimiento de algas y bacterias.

Las baldosas suelen venir en mallas de unos 30 x 30 cm. que van pegadas al hormigón con cemento cola. Las baldosas sueltas son fáciles de reparar con el adhesivo adecuado.

Cuando existen problemas de filtraciones, normalmente suele ser porque la capa impermeabilizante no se ha aplicado adecuadamente, por lo que la solución es levantar el gresite, limpiar y aplicar bien las capas de impermeabilizante y volver a poner el gresite nuevo.

2- Revestimiento para piscinas con lámina armada.

 

Cuando el cambio del gresite se hace difícil o costoso, existe la opción de revestir la piscina con un material totalmente estanco como es la lámina armada.

La lámina armada para piscina o liner armado es un revestimiento de PVC de 1,5 mm de grosor con una malla de poliéster insertada en el medio de la misma, que se vende por rollos de 25 X 1,65 metros,  aproximadamente unos 42 m2 por rollo.

Se puede encontrar en diferentes colores y también con estampados que imitan a la perfección al gresite. Con este material se forra literalmente el vaso de la piscina, mediante técnicas de termosolado (no con adhesivos), adaptándose perfectamente a la forma del mismo. La instalación es rápida y sencilla, es resistente y evita la proliferación de algas, solo hay que tener cuidado con los productos químicos que pueden decolorarlo. Revestimiento de gres porcelánico para piscinas.

Es un material que tiene grandes posibilidades a nivel estético, ya que se pueden encontrar muchas variedades de colores y texturas, pudiendo conseguir desde estilos rústicos a minimalistas.

Es sumamente resistente a la humedad y el clima, sin sufrir alteraciones ni romperse. Para las zonas de tránsito, existen modalidades antideslizantes muy fáciles de limpiar e igualmente inalterables.

 

3- Piscinas de fibra de Poliéster

 

El poliéster es un material que se utiliza para revestir vasos de hormigón, o para instalar estructuras de piscinas enteras. La mayor ventaja es que son económicos, pero se necesita una buena solera y una estructura de mallado y hormigón. posteriormente se instala el sistema de filtrado y se rellena con cemento y arena para asegurar una buena estabilidad del vaso.

Si necesitas acondicionar tu piscina, no dejes de visitarnos en nuestra sede de Boadilla o de Brunete, te aconsejaremos según tus necesidades y podemos conseguir los materiales que mejor se ajusten a tu presupuesto.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies