La piedra natural es un material de construcción que puede adaptarse a todo tipo de estancias, aunque de forma tradicional se reserve para pavimentos, columnas y paredes. Aporta serenidad y nos ayuda a integrarnos con la naturaleza, dotando a cualquier zona de nuestro hogar de identidad propia, ya sea en exterior o interior. Si estás a punto de reformar tu casa o tu negocio, o buscas diferenciarte con elementos originales y únicos, no te pierdas las novedades recién importadas de Bali en nuestra exposición https://nicolaspastor.com/.

Hoy vamos a hablar del uso de piedra natural en elementos decorativos, por ejemplo:

Baños de piedra natural:

A la hora de diseñar un cuarto de baño relajante y original, no solo techos, suelos o paredes son parte importante a tener en cuenta, también los sanitarios u otros elementos propios del mismo pueden estar fabricados en piedra natural. Es el caso de estos lavabos recién llegados de Bali, realizados en madera fósil o petrificada, piedra de río, mármol, onix etc.

 

Están pulidos en su interior, pero conservan su aspecto bruto por fuera. Son piezas únicas e irrepetibles, cada uno de ellos es diferente y está tallado a mano en bloque, y con un mantenimiento adecuado se convierten en elementos duraderos y con vida y estilo propio. Lavabos de piedra con formas diferentes que pueden superponerse a una encimera o lavabos de pie, que son piezas imponentes para crear un punto focal en la estancia con un diseño muy distinto a lo que se acostumbra a encontrar en un baño tradicional.

Otra idea diferente y vanguardista es la combinación de la piedra con otros materiales, como por ejemplo madera, o estos toalleros de bambú de colores que dan un contrapunto a la sobriedad de la piedra. De esta forma y dependiendo de las características de los materiales elegidos podemos evocar sensación de frío, de calor, o crear ambientes rústicos o con un toque zen que transmitan tranquilidad y sosiego.

  • Elementos ornamentales en piedra

Una original propuesta tanto en interior como en exterior, es incluir en la decoración del jardín, de la terraza o de una entrada o vestíbulo, pequeños elementos en piedra para conseguir contrastes con el resto del ambiente, es el caso de la iluminación, por ejemplo estas lámparas de piedra tallada de río balinesa, perfecta para zonas verdes y sinónimo de calma y bienestar. Están realizadas a mano a partir de una piedra de río tallada y perforada para dejar pasar la luz. En Bali, tradicionalmente se utilizan para señalar, decorar e iluminar los márgenes de los caminos, creando estampas nocturnas sorprendentes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies