El bricolaje y la jardinería.

Ocio terapeútico.

Cualquier persona de cualquier edad que tiene algún hobby o actividad extralaboral habitual, mejora su salud, su concentración y “desengancha” de las preocupaciones cotidianas. El bricolaje y la jardinería, sobre todo ahora que hace buen tiempo, no requieren grandes esfuerzos físicos y proporcionan múltiples beneficios.

Es estupendo si dispones de espacio exterior en tu casa para instalar un jardín, o un taller, pero también existe la posibilidad de utilizar la terraza o el tendedero para trabajar e instalar un pequeño huerto urbano o un jardín vertical, tan de moda actualmente. Y si no siempre existe la opción de alquilar un huerto urbano..

El bricolaje y la jardinería son consideradas actividades de ocio terapéutico, es decir, aquellas actividades que producen placer y relajación requiriendo un trabajo manual, y que constituyen una respuesta al estrés de la sociedad actual. No solo nos mantienen ocupados y activos, sino concentrados en una actividad que nosotros mismos hemos escogido. Esa elección personal y la obtención de un resultado, hacen que nos provoque satisfacción personal. En el caso del bricolaje, además necesitamos emplear todos nuestros sentidos, lo que nos conecta e implica mucho más con la actividad en si misma.

Beneficios del bricolaje

El bricolaje aporta una serie de beneficios que los psicológicos, como por ejemplo:

  • Reduce el estrés y la ansiedad

  • Estimula la creatividad

  • Potencia la capacidad de resolver problemas

  • Produce satisfacción por el ahorro económico que supone fabricar cosas útiles.

  • Estimula la visión espacial

  • Conecta con el entorno

Por todo ello, bricolaje y jardinería no entienden de edad. Son dos actividades que nos hacen sentir realizados, funcionales y creativos en cualquier momento de nuestra vida, al tiempo que mejoramos nuestro entorno estéticamente.

Bricolaje. ¿Cómo empezar?

Se recomienda empezar poco a poco, y con el asesoramiento de un experto como los que encontrarás en Nicolás Pastor. De momento te hacemos algunas recomendaciones para iniciarte.

  • Herramientas: Mejor herramientas combinadas para carpintería, que agrupen varias funcionalidades, y te ahorrarán tiempo y dinero, (podrás encontrar variedad de marcas en nuestra tienda).

  • Mesa de trabajo: Si no dispones de taller o espacio, lo mejor son los bancos de trabajo plegables, que ocupan poco y se guardan en un rincón o debajo de la cama, ya que muchos se convierten en maletín.

  • Limpieza: Si vas a practicar bricolaje dentro de casa, necesitarás una lona de protección y un aspirador compacto muy útil para dejar la zona tan limpia como estaba cuando acabes tu proyecto.

  • Accesorios, como brochas, lijas, adhesivos o complementos adecuados para el trabajo concreto que vas a desarrollar, en eso también podemos ayudarte.

Es importante empezar poco a poco, con trabajos que no sean demasiado complicados si no somos expertos, para que realmente sea para nosotros  una actividad relajante y no en una obligación.

Si no sabes por dónde empezar, empieza por Nicolás Pastor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies